jueves, 31 de marzo de 2016

CONFERENCIA




La Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza retomó de nuevo su ciclo de conferencias, dentro de su programación cultural “Foro Valenzuela” que la misma organiza y promueve.
En el Salón de Conferencias de la 2ª planta de El Corte Inglés sito en el Pº Independencia de Zaragoza, en su espacio “Ámbito Cultural” tuvo lugar la XIII Conferencia bajo el título “Asedio y Liberación del Alcázar de Toledo” siendo su ponente el Excmo. Sr. D. Blas Piñar Gutiérrez.
Bajo la presidencia del Ilmo. Sr. D. Luis Carlos Asarta Cuevas, Presidente de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza, la citada Conferencia fue presentada por el Ilmo. Sr. D. Gonzalo Escalona Orcao.


El día 4 de abril a las 19:30 horas con el salón de conferencias abarrotado de público, hasta 130 personas ocupando la totalidad de las butacas y con público de pie, destacamos la presencia de los Generales Excmo. Sr. D. Jesús Val Catalán y el Excmo. Sr. D. Blas Oliver Iguacel, de los Coroneles Ilmo. Sr. D. José Villaverde Gimeno y el Ilmo. Sr. D. Juan Barrecheguren Beltrán. También Dª Silvia Marín Ballarín, Presidenta de ACIME (Asociación Cultural Inválidos Militares) miembros de la Junta Directiva de la Hermandad y socios.
Tomó la palabra nuestro Presidente Ilmo. Sr. D. Luis Carlos Asarta Cuevas para saludar a los presentes y exponer en qué consiste la referida Conferencia. Seguidamente el Ilmo. Sr. D. Gonzalo Escalona Orcao presenta a nuestro invitado y orador.
El Excmo. Sr. D. Blas Piñar Gutiérrez nace en Madrid en 1948. Perteneciente a la XXVII de la A.G.M. recibe el despacho de Teniente de Infantería en 1972. Sus primeros destinos fueron el CIR Nº 1, el RGTO. De Infantería Motorizable Saboya Nº 6 y la Compañía de Operaciones Especiales Nº 41.
Con el grado de Capitán es destinado al Batallón de Cazadores de Montaña IV, al CIR Nº 8 y Parque de Automóviles Nº 1.
Como Comandante y Teniente Coronel es destinado a la Escuela Logística del Ejército y en el Estado Mayor de la División Acorazada Brunete Nº 1.
Como Coronel destinado en el Centro Superior de Estudios para la Defensa Nacional y al mando del Regimiento de Infantería Mecanizada Asturias Nº 31.
Como General es nombrado Subdirector de Doctrina del Ejército.
Posee los Cursos de Operaciones Especiales, Paracaidista, Buceador de Combate, Inteligencia Táctica y Estratégica. Estado Mayor.
Ha participado en comisiones y misiones en el extranjero como Argentina, Bosnia y U.S.A. etc.
Es Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.
Presidente de la Hermandad Santa María Del Alcázar de Toledo y autor del libro El Alcázar no se rinde.
En la actualidad en la reserva con el grado de General de Brigada (DEM).
Como podrán observar nuestros lectores, se trata de un español entregado en cuerpo y alma a su vocación militar, curtido en el cumplimiento del deber y al servicio permanente de la Patria ¡España!
El Excmo. Sr. D. Blas Piñar Gutiérrez agradeció que la sala estuviera llena y dijo dos cosas entrañables. Llama y llamada. La llama que le producía el recuerdo de la ciudad de Zaragoza con su Academia General Militar y la llamada, como no podía ser de otra manera, la de la Virgen del Pilar.
El público no parpadea, está expectante, no se oye ni un ruido.
Con la voz firme, con el solemne compromiso de honrar la memoria de quienes forjaron una leyenda, se erige en el paladín de recordar los ejemplos de honor, lealtad, decisión y coraje, trata de luchar contra el olvido y la negación de la historia. Puso dos ejemplos: las placas recordatorias suprimidas y la Sala de fallecidos cerrada.
Empezó diciendo que la defensa del Alcázar de Toledo fue un hecho heroico de unión de lo militar y lo civil, de carácter colectivo y popular, de una mezcla de cuerpos y armas de sus defensores.  Desde el 21 de Julio de 1936 hasta su liberación el 28 de Septiembre de 1936. Su defensa se convirtió en mito y símbolo.
Hablo de la ciudad, Toledo, en la época acaecida del edificio, el Alcázar, y de su asedio de 70 días con su defensa improvisada, sin unidades operativas, de voluntarios y sus familias, aislados de agua, comida y electricidad.
Va desgranando el día a día, aportando datos, nombres y apellidos, cuenta anécdotas e incluso relata encuentros con familiares de los defensores narrando sus recuerdos, comenta como asume el mando el Coronel Moscardó y como toma medidas dilatorias para facilitar la incorporación de voluntarios y preparar la defensa del Alcázar al no tener capacidad para defender la ciudad evitando la implicación directa de los civiles.
Relata las diversas etapas desde la destrucción progresiva con artillería y aviación hasta la destrucción total, artillería y aviación intensificada, el minado y 4 asaltos consecutivos. Y la gran ayuda que supusieron los sótanos del Alcázar para la protección de sus defensores.
Hablo de sus defensores, unos 1800 de los cuales 1200 combatientes activos y 600 familiares incluyendo ancianos y niños, recordó como sus dos abuelos fueron combatientes, cito actos heroicos y desprendidos de los integrantes de la Guardia Civil, de los falangistas y de los capitanes y tenientes de artillería y de los que entregaron su vida, 110 fallecidos.
Hablo de las columnas de los libertadores con los legionarios y regulares en vanguardia y su apoyo espiritual.
Del ambiente en el desarrollo de la defensa, el armamento limitado de fusiles y artillería pero sobrados de munición. De las condiciones de vida, de las salidas buscando comida y los pesares por la falta de tabaco, de la sanidad escasa con 4 médicos y 5 monjas.
De los enterramientos con su dificultad, de las 110 bajas 96 fueron dentro del Alcázar y 14 como consecuencia de las heridas posteriores, a pesar de las enfermedades no hubo epidemias.
Trato también de la presión y desgastes psicológicos con los altavoces, luces, bombas, incendios, gases tóxicos y sobre todo la presión a los familiares.
También cito a los emisores, puso especial énfasis en la conversación del Coronel Moscardó con el jefe de más milicias populares, la libertad de su hijo a cambio del Alcázar, su respuesta: El Alcázar no se rinde. Posteriormente el hijo sería fusilado.
Hablo de la incertidumbre, las noticias falsas ¿Qué ocurre? ¿Qué ocurrirá?
Los vuelos del Ejército Nacional con el mensaje de “Vamos a salvaros”
Recordó a los atacantes, tenían de todo, superiores en medios tenían exceso de confianza y se dedicaron al saqueo y represalias y fallaban en el mando militar.
Los defensores con supremacía moral, mando único y capacidad de observación, la audacia y el cumplimiento del deber. Estaban tan convencidos de su acción que crearon el himno del Alcázar y se constituye la Hermandad de los defensores del Alcázar.
Finalizo con los empleos de la defensa, donde cada uno tenía una misión y sabía lo que debía de hacer y la liberación. “Sin novedad en el Alcázar”
Sus últimas palabras fueron para referirse al Alcázar de Toledo en la actualidad, las trabas que encuentran para perpetuar el recuerdo de la defensa y sus defensores. Cito un ejemplo, el impedimento para conmemorar el LXXV Aniversario de la Defensa y Liberación del Alcázar.
El público aplaudió a rabiar al Excmo. Sr. D. Blas Piñar Gutiérrez, pudimos observar como los asistentes se acercaron a estrechar la mano y felicitarle por su conferencia así como hacerse fotografías.
Nuestro Presidente Ilmo. Sr. D. Luis Carlos Asarta Cuevas le hizo entrega en nombre de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza de un pequeño obsequio como recuerdo de su participación en el Foro Valenzuela.
Así terminó la intervención de nuestro invitado, de excelente oratoria y brillante exposición, donde nos dio a conocer como la talla de los hombres se demuestra en los momentos difíciles, de cómo la disciplina conforma el caudal del soldado, del heroísmo silencioso y como aquellos defensores solo deseaban fuerza para resistir y con su manera de comportarse, los hechos respondieron a sus propósitos.
Mi General: El Alcázar no se rinde.
MIGUEL LUIS CASADO






lunes, 21 de marzo de 2016

PROCESIÓN


PROCESION EN EL BARRIO DE MIRALBUENO

La Hermandad de  Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza, fue invitada por la Cofradía de San Lamberto y Nuestra Señora del Pilar, a participar en la Procesión Titular de la Cofradía por las calles del Barrio de Miralbueno de nuestra ciudad de Zaragoza.
Como lo difícil lo hacemos de momento y en lo imposible tardamos un poco más, aceptamos el reto.
Tras un breve espacio de tiempo desde que acordamos participar y tras la atención generosa de D. José Antonio Braulio, responsable de la Sección de Instrumentos y de D. Luís Gargallo, responsable de Organización, llegó el día señalado, llego el momento de poner a prueba la nobleza y la franca camaradería.
 Y prendió la llama.
Día 21 de marzo, nos recibió con la sonrisa permanente D. José Luís Pérez miembro de dicha Cofradía que nos colmo una vez más de atenciones y quien nos hizo entrega de la Medalla de la Cofradía de San Lamberto que fue prendida en el Guión de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza.
No sé si seré capaz de expresar la gran emoción que vivimos a continuación, hay que vivirlo, hay que presenciarlo, pero trataré de poder describirlo.
A las 19:40 horas el Piquete de Honores con uniforme de la época fundacional de La Legión, en posición de firmes, con toda la rigidez de sus cuerpos, escucha unas sinceras y emotivas palabras que les dirijo, es el abrazo espiritual, el recuerdo de los muchos años que llevamos juntos, espíritu de compañerismo y amistad entrelazados de sagrados ideales.
Se acerca el instante, faltan 10 minutos, pero antes de descender las escaleras, con el Párroco D. José Ignacio Lanceta, frente al Altar, hombro con hombro, los miembros del Piquete de Honores rezamos una oración, nos entregamos al momento sublime.
Es Lunes Santo, faltan pocos minutos para las 20:00 horas. Se abre la puerta de la Parroquia.  Con Potente voz, quien manda el Piquete de Honores, D. Francisco Binaburo da la orden, Guiones y Banderines de frente.  Descendemos las escaleras, allí está el Paso, lo escoltan miembros de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza con uniformidad civil, lo encabeza nuestro Vicepresidente D. Luís Aragües, el Secretario D. Fernando Cabello, la vocal Dª Encarnación del Pino, los socios D. Juan José Pellejero, D. Pedro Lorente y D. Antonio Paracuellos. De a tres en cada lado. Se suceden las primeras escenas de emoción, estamos rodeados de público, nos sentimos respetados.
Se rompe el silencio, suenan los bombos y tambores que habían partido de la antigua ermita del Barrio de Miralbueno, la sección de instrumentos perfectamente agrupada se acerca a la Parroquia de San Lamberto.
A las 20:00 horas el Piquete de Honores rinde honores, todo honor y gloria,  el Santísimo Cristo de la Acogida es descendido y colocado en el trono  adornado con magníficos centros florales, el público ansioso desea el inicio de la procesión.
Al cielo con él. Sentimos nuestra alma, sentimos los latidos de nuestro corazón. Suenan las trompetas, suena la orden de avance.
Palpamos la fe de los espectadores, sentimos su expectación ante nuestra presencia, nos graban, nos hacen fotografías.
Abriendo camino la Cofradía del Santo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora del Silencio Doloroso, de la localidad de Cuarte de Huerva con su túnica de color morado añil y capa marrón.
El olor de incienso dibujando juguetonas nubes de aroma nos marca el camino.
D. Francisco  Binaburo, gallardo y marcial al frente del Piquete, le siguen sus leales hombres a saber: D. David Monreal, D. Miguel Casado, D. José Gracia, D. Antonio Cebrián, D. Vicente Álvarez y D. Fernando Alonso.
Que bravos, que íntegros, que dignos, otra página gloriosa para recordar.
Detrás el Paso con el Cristo yacente, iluminado en todo su esplendor y bien custodiado por nuestros hermanos.
Detrás la Sección de Instrumentos de la Cofradía de San Lamberto y Nuestra Señora del Pilar,  de blanco-crema y verde con su capirote blanco. También las “Manolas” de riguroso negro, entre ellas se encuentra Dª María Carmen Gabarre, socia de nuestra Hermandad.
Paso a  paso, calle a calle redoble a redoble de bombo y tambor, dulces notas de corneta, la Procesión discurre por el Barrio de Miralbueno.
Sentimos el aprecio de las gentes del barrio, nos sentimos orgullosos de lo que somos, Caballeros Legionarios y lo que representamos, el loor de aquellos Tercios Heroicos que alcanzaron la gloria y escribieron las más bellas páginas de la historia de La Legión.
Nuestra presencia, se nota que es querida, fotos y más fotos, incluso se oyen susurros que dicen, son ellos, sí es verdad responden, son los legionarios.
Llegamos a las 21:30 horas, de nuevo a la Parroquia de San Lamberto, rendimos honores de nuevo al Santísimo Cristo de la Acogida. Los tambores, bombos y cornetas resuenan rítmica mente, la imagen es devuelta a la Parroquia dándose por finalizada la Procesión.
El punto final y la sorpresa que nos llevamos una más de las tantas recibidas fueron las felicitaciones que recibimos tanto del público como de la organización y cofrades participantes, quisisteis fotografiaros con  nosotros, vuestros abrazos, vuestros estrechamientos de manos, vuestras palabras de cariño, fueron un gesto que nos llegó al corazón, nosotros tan solo cumplimos con nuestro deber, vosotros por méritos propios habeis sido merecedores de nuestro aprecio.
José Antonio, Luís, José Luís, de la Cofradía de San Lamberto muchísimas gracias.
Quiero tener también unas palabras de reconocimiento a Viktoria Kobanova, quien acompañada de D. José Fernando Ortega, estuvo con su cámara fotográfica inmortalizando el momento.
También para D. Antonio Machín, miembro del Piquete de Honores y que en esta ocasión se encargo de la unidad de protección.
Destacar también a los socios de nuestra Hermandad que nos acompañaron entre el público asistente.
Quiero terminar y lo digo con orgullo, de tu Piquete de Honores, de tus, muchachos, nuestro reconocimiento y nuestro agradecimiento por todo tu esfuerzo y dedicación, curtido en mil batallas, cumpliendo con el quehacer constante del cada día, sí, eres tú D. Francisco Binaburo, por tu integridad, por tus desvelos y preocupaciones, con ese gran corazón siempre en defensa de los tuyos y ejemplo de servicio y amor a la Patria, tu delante, nosotros detrás.
Nada más amigos lectores, sirvan estas modestas palabras y de embargadas emociones vividas, nuestra gratitud permanente por el inolvidable día vivido juntos.
A las 23:00 horas, D. Francisco Binaburo y quien suscribe el presente, tras recoger y depositar los Banderines a los pies del Cristo de la Buena Muerte e inclinar la cabeza ante él, nos miramos y dijimos: Misión cumplida.
MIGUEL LUIS CASADO








































sábado, 19 de marzo de 2016

ASAMBLEA


ASAMBLEA ANUAL PROVINCIAL 2016
En el Salón de Actos de la Residencia Militar “Castillejos” de San Fernando, de la ciudad de Zaragoza, hoy 19 de Marzo ha tenido lugar la Asamblea anual provincial de acuerdo con los artículos 8º y 9º del Estatuto de la Hermandad Nacional de Antiguos Caballeros Legionarios.
A las 11:00 horas, con la asistencia presencial de 50 socios y de 11 socios delegados lo que representa un 21 % de socios compromisarios de la Hermandad, ocupaban su lugar a la espera de dar inicio a la Asamblea. La misma dio comienzo a las 11:08 horas con todos los asistentes puestos en pie y  guardando  un respetuoso minuto de silencio en recuerdo de los  socios fallecidos.
El Secretario D. Fernando Cabello leyó el Acta Provincial, una vez finalizada y sometida a votación fue aprobada por unanimidad.
Seguidamente nuestro Presidente Ilmo. Sr. D. Luís Carlos Asarta Cuevas, agradeció la presencia de los allí presentes y procedió a dar el Informe de actuaciones y actividades del pasado año.


Ayudado de un power point elaborado para la ocasión por D. Francisco Binaburo,  fue pormenorizando el desarrollo de actividades de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza y no cabe ninguna duda de que estas fueran muchas y extraordinarias. Para facilitar el curso de explicaciones se hizo entrega a los socios asistentes del  Boletín “Valenzuela” donde vienen recogidas las actuaciones más destacadas.
Presento el Balance económico del pasado año y el presupuesto para el presente. Destaco el aumento de socios, las mejoras del Monumento con el antes y el después, la venta de lotería y los sponsor, las excursiones etc.
Incidió también en las líneas maestras destacando la participación de los socios, mantenimiento de las actividades y mejorarlas, poner en valor el Piquete de Honores, continuar con las conferencias del Foro Valenzuela, el equipo de running, la página web y la importancia de nuestros Actos.
Finalizando su exposición tuvo un recuerdo especial a los socios fallecidos en el pasado año.
Recordó a los presentes el esfuerzo y dedicación de su Junta Directiva, con su espíritu de cumplir con su deber y de realizar el trabajo sin esperar nada a cambio. Un trabajo generoso y abnegado dedicado a los socios, dedicado por y para la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza, la nuestra.
Una salva de aplausos de todos los allí reunidos fueron la muestra de aprobación de la gestión realizada.
A continuación el Vocal de Socios Activos D. Valero Ibáñez, solicitó más implicación de los socios activos.
El Vocal de Relaciones Humanas D. Carmelo Herrero, solicitó más comunicación sobre los socios en estado delicado de salud, también agradeció la colaboración de los socios que ayudan en el mantenimiento del Monumento.
El Vicepresidente D. Luis Aragües, felicitó a los miembros de la Junta Directiva.
En el apartado de ruegos y preguntas, varios socios hicieron sus consultas y propuestas, estas fueron respondidas y otras serán tratadas en Junta Directiva.
Sin nada más que tratar fue levantada la sesión a las 13:40 horas.
Finalizada la Asamblea anual provincial, a las 14:00 horas en el Salón comedor de la Residencia Militar “Castillejos” 42 socios disfrutamos de una comida de hermandad donde la camaradería impero entre los allí presentes. Los chascarrillos, las anécdotas y los planes de futuro hicieron más distendido el encuentro. A los postres no podía faltar la leche de pantera, nuestro Presidente dirigió el brindis legionario y damos buena fe de que estaba riquísima porque no quedo ni gota.
Una larga sobremesa puso punto y final a la Asamblea anual provincial 2016.


MIGUEL LUIS CASADO
















jueves, 3 de marzo de 2016

Toma de Posesión



Hoy miércoles día 3 de marzo, ha tenido lugar el acto de Toma de Posesión del nuevo General Director de la Academia General Militar, Excmo. Sr. D. Luis Lanchares Dávila, (General de Brigada). 
El acto ha dado comienzo a las 10,50 horas con el toque de Batallón y Llamada, formando en el Patio de Armas todas las compañías de Alféreces y Caballeros y Damas Cadetes con sus respectivos guiones, la Escuadra de Gastadores y la Unidad de Música de la AGM.
 La Bandera de la Academia ha entrado  a la formación a los acordes del Himno Nacional.
Así mismo, en los diferentes acotados, se encontraban las  autoridades Militares y Civiles de la plaza, Jefes de las Unidades y representantes de las Hermandades y Asociaciones afines a las FAS.
 En representación de nuestra Hermandad Provincial, han asistido el Ilmo. Sr. D. Luis Carlos Asarta Cuevas (Presidente Provincial), acompañado de D. Fernando Cabello Lopez (Secretario).
El acto ha sido presidido por el General de División, Excmo. Sr. D. Mariano  Bayo De la Fuente, General Jefe del Mando de Doctrina (MADOC), a quien se le rindieron los Honores de Ordenanza, pasando revista a la formación, y dando la bienvenida a todos los asistentes. El Coronel Jefe de Estudios, Ilmo. Sr. D. Enrique Gaitán López, ha procedido a leer la Orden de la Toma de Posesión del Mando de la A. G. M. del General Lanchares.
A continuación la Bandera Nacional se situó en el centro del Patio de Armas, para realizar la entrega  al General Lanchares de manos del Coronel Gaitan.
Seguidamente, el General Lanchares ha dirigido unas palabras muy emotivas para todos los componentes de la Academia, y ha dejado patente en sus palabras varios espíritus del Credo Legionario, ya que su último destino antes de ascender al Generalato, fue el mando del 4º Tercio "Alejandro  Farnesio", ubicado en Ronda (Málaga). 
Se cantó el Himno de la General y la fuerza se dislocó para proceder al desfile en la Avenida del Ejército, poniendo con ello conclusión al acto militar. 
Una vez finalizado el desfile, pasamos al Comedor de Gala de los Cadetes, donde se sirvió un café con pastas y aprovechamos para hablar con las diferentes autoridades militares y civiles, incluido el General Lanchares, quien se ofreció para colaborar en todo con nuestra Hermandad.
A las 12, 30 horas nos despedimos poniendo con ello conclusión a este emotivo acto.
Fernando Cabello Lopez